María Teresa Sánchez llevaba alrededor de un mes ingresada en el HUCA