FORO DE SEGURIDAD PRIVADA
REGISTRATE PARA VER EL FORO COMPLETO
FORO DE SEGURIDAD PRIVADA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Ir abajo
jmvicus
jmvicus
.
.
vigilante vigilante : si
Fecha de nacimiento : 20/02/1982
Fecha de inscripción : 13/09/2008
Puntos : 102238 Reputación : 96
https://www.vscanarias.net

mhy El director de Intereconomía TV pone sms falsos en ‘El Gato al Agua’

el Mar Mayo 08, 2012 11:01 am
El director de Intereconomía TV pone sms falsos en ‘El Gato al Agua’ GATO_AL_AGUA_SMS

Además, censura todos los SMS críticos o que no gustan a la cadena, aunque los cobran.

Una de las denuncias más curiosas, y escandalosas, que se contienen en el libro “Dando caña” (Editorial Rambla), del periodista Enrique de Diego, uno de los fundadores de Intereconomía, es la práctica de poner sms falsos en el programa “El Gato al Agua” que, según Enrique de Diego, coordina el director general de Intereconomía TV, Marcial Cuquerella Gamboa.

Ana Burrieza. 08.05.12. Enrique de Diego afirma haber sido víctima de esa práctica. También revela que se ponen sms de ‘izquierdas’ para que la audiencia pique, conteste y se deje el dinero, en una especie de cutre timo mediático moderno.

Reproducimos un extracto de las páginas de “Dando caña” en las que se contiene la denuncia en primera persona:

“Fue en el programa El gato al agua. Afirmé que no podía sostenerse la abultada cifra de funcionarios acumulada en España y que supera los tres millones doscientos mil. De pronto, pareció que la pantalla, y la nación, entraban en ebullición. Una catarata de sms denunciaba mis palabras, con un tono ofensivo e hiriente, que aumentaba por momentos. Normalmente, los mensajes se mantenían unos segundos en pantalla, pero en esa ocasión sólo estaban fijos unas décimas de segundo; como una torrentera de críticas. Se trataba, en apariencia, de funcionarios que se sentían agredidos porque, decían, les había llamado vagos, lo cual era por completo incierto; algunos eran sumamente elaborados, y para mí desagradables, como supuesto guardias civiles que habían servido en las Vascongadas y habían sufrido atentados y lesiones o habían tenido en brazos a compañeros en los estertores de la muerte; otros eran de militares que afirmaban haber estado en Bosnia o en Líbano y haber servido a la Patria en situaciones de peligro y sentían que los había agraviado. Este tipo de mensajes me resultaban especialmente dolorosos porque mi padre, que en gloria esté, era capitán de la Guardia Civil y tengo familiares cercanos guardias civiles que han servido, con alto riesgo, en Vascongadas, y es conocida mi postura favorable a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y a las Fuerzas Armadas, a cuyos miembros considero mal pagados y -dentro de la perversión de un Estado metido en todo lo que no le corresponde y descuidado sus auténticas funciones- discriminados y ninguneados. Cualquiera, a la vista de la torrentera de mensajes, podría pensar que había puesto a la nación en armas contra mí. Antonio Jiménez, que sólo brilla cuando anuncia crecepelos con el ligero inconveniente de su falta de autoridad moral en la materia, se cuidó muy mucho de amplificar los mensajes con continuas referencias a ellos e incluso Ana Gügel, el icono de la mujer florero de los programas que se impuso en Intereconomía, adobaba sus resúmenes de los sms con comentarios críticos del tipo de “los espectadores están que trinan con usted, don Enrique” o “la que ha liado”. Pues no había liado nada ni los espectadores estaban que trinaban. Fue el comentario que le hice, en mi candor, al día siguiente a uno de los que había estado en realización aquella noche y la respuesta me dejó sorprendido: “No se lío ninguna. Ninguno de esos mensajes fue enviado por los espectadores. Todos los escribió Marcial Cuquerella, que se puso al teclado del ordenador”.

“Marcial Cuquerella figuraba como director general de Intereconomía TV. Digo figuraba porque nadie ha sabido nunca muy bien a qué se dedica, en qué trabaja. La visión de un supuesto directivo inventándose cientos de mensajes contra un contertulio, empleado de la casa, es un delirio de perversidad infantil; en términos intelectuales inteligibles, soberana estupidez. Por encima de todo, mentir, algo que deber estar vedado en un medio de comunicación, pues la mentira lo corrompe hasta inhabilitarlo. Suplantar a los espectadores, que son los clientes, me parece de una extrema gravedad. A raíz de esta chocante situación, me enteré que Cuquerella ponía mensajes muy de izquierdas, incluso se había acuñado el pseudónimo ‘Lenin’, para que picaran los espectadores y entraran en polémica enviando mensajes críticos, gastándose unos euros, de los que una parte iba a las cuentas de Intereconomía”.

“¿Qué credibilidad puede tener un medio de comunicación, también en sus noticias, que recurre a estas prácticas? Luego, Rodrigo Gavilán descubre vagones abandonados”, señala De Diego.

http://www.diarioelaguijon.com



El director de Intereconomía TV pone sms falsos en ‘El Gato al Agua’ Irarri11
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.